¡Por fin en casa!

bienvenidos a casa

“Shhhh… ya están todos dormidos…” “No, no, oigo teclas, alguien sigue por ahí…” “Da igual, estoy emocionado… ¡por fin nos han estrenado los Soles y las Estrellas!” “Qué ilusión, cada uno colgando sus chaquetas…” “¿Habéis visto qué fotos tan bonitas nos han puesto? Ha merecido la pena esperar semanas y semanas dentro del armario para lucir estas sonrisas en nuestro interior…” “Cuando abrían el armario y veían la bolsa les oía decir que faltaba uno de nosotros…” “Nah, esta gente siempre está pensando en hacer cosas y lo va dejando y dejando…”

Pues sí, en la casa refamiliar no hay cortinas y las paredes están por decorar, pero al hueco de detrás de la puerta de la entrada, tan relevante y vistoso, no le falta detalle… Permitidme que os presente mis últimas ikeanas: un cuelga llaves y un perchero de pared.

Llevan ya varios meses guardándonos amablemente las llaves aunque tengan modales dudosos: los culetes de perritos de Ikea. Creo que los suecos no los concibieron como llaveros sino como percheros, pero me diréis si dentro de un marco (también Ikea) no son una monada de lo más útil y alegre… Aquí dejo constancia de mi amor perruno desde cualquier punto de vista…

Llavero perritos ikea

Y el Cielo y yo podemos colgar las llaves -Dios mío, estoy pensando en que necesitaremos una camada nueva de cachorros cuando los enanos crezcan y tengan llaves… – pero para los niños colgar los abrigos era un rollo, así que convencí al Cielo para ponérselo fácil y colorido (él es ingeniero, la inspiración es un mito ;)

Ideamos mil y una formas de colgar abrigos, pero finalmente nos decidimos por ésta: compramos un perchero sencillo (éste es del Leroy Merlín) y nos enrolamos en la marina de los buscamarcos, un cuerpo de élite capaz de recorrer tiendas y más tiendas de decoración, a veces con Soles y Estrellas como equipo auxiliar, en pos del marco perfecto.

Cuando no los necesitas ves marcos mínimos en multitud de tiendas, y en un alarde de inconsciencia te preguntas qué tipo de gente minúscula tiene fotos de 7×5, pero en cuanto te llega la inspiración, los esconden y comienza la expiación de tu osadía… Nos costó días y paseos, y aunque finalmente tuvimos que repetir uno, conseguimos alojamiento para caras sonrientes en A loja do gato preto, Zara Home y Diedro. Y la peor penitencia sé que está por llegar: me apuesto el perrito fucsia a que mañana encuentro el marco de mi vida en el primer escaparate al que me asome…

Pero aquí está, el perchero más bonito de la casa refamiliar, perparado para coger abrigos al vuelo:

perchero

Y para que no se diga que tengo predilección por los perritos, más perspectivas del perchero (¡con perritos!)

Perchero infantil con marcos de fotos

Pues así de coloridos y organizados os esperamos en la casa refamiliar. Cuando llaméis a la puerta, veremos vuestra sonrisa por la mirilla, que no se parece en nada, pero es un guiño a una de mis series favoritas, Friends (era más sencillo que mi otra ilusión: poner todas las sillas de la cocina diferentes).

Hoy ya es un poco tarde, pero estáis reinvitados cuando queráis :)

mirilla