ay madre

Las madres también pierden el norte alguna vez…

El moodboard que no quería salir

Buenos noches a todos,

Soy el moodboard de este blog. Me presento yo solo porque mi creadora se sonroja si me muestra…

collage general

Resulta que esta semana el Make and Share (lo de hacer vaya, pero tener que compartirlo…) del curso de Hello! Blogging soy precisamente yo, un panel de inspiración, una composición de objetos, telas, fotos, papeles o cualquier cosa que inspire el blog de la Refamilia.

Pero parece que la cofundadora y coCEO encauza mejor su creatividad de manera verbal que formal y no ha conseguido hacer moodboards tan inspiradores como los de sus compañeros… quizá debería haber recortado un trozo de cada moodboard ajeno y haber hecho un collage propio, vaya usted a saber… El caso es que para confeccionarme a mí tuvo que planchar sábanas en las escaleras, recorrer mil rincones de la casa buscando mis partes (la oía murmurar y lamentarse de no tener biutiful-zings en casa; si el Cielo no lo evita, ésta se deja la paga de febrero en comprar fruslerías), rompió el cristal de un carboncillo que pintó en el 93 (¡20 años!) y estuvo a punto de caerse colocando y esquivando cosas en las escaleras al menos tres veces… Por no hablar del helado que se medio derritió y la vela que casi llama a los bomberos ella solita (sería peor que la escena de Friends “no, estaba yo aquí haciendo un moodboard y se me quemó una sábana…”)

(más…)

¡¡Best Blog!!

best-blog-530x532

Agradecida y emocionada como decía aquella canción, yo tampoco puedo decir más que ¡gracias! Por venir, por querer conocerme, por compartir un rato con la Refamilia. Sé que es decir poco, pero cuando María, una estilosísima compañera de experiencias de Hello! Creatividad, me otorgó el premio Best Blog justo cuando andaba yo preparando la tarta de cumple de la Estrella Mayor, no sabía ni qué hacer, así que opté por dejar reposar la segunda capa de chocolate e ir a dar saltitos delante del Cielo, que no sabía si nos había tocado la lotería o un apartamento en la playa.

Es un premio que otorga WordPress a blogs que están iniciando andadura, para que darlos a conocer por seguidores de otros blogs. Yo me siento más que honrada por que María nos lo haya entregado, máxime cuando veo los blogs junto a los que aparezco, que son espectaculares (os recomiendo que os deis una vuelta si tenéis un rato). Aquí están los Best Blogs de María y su cuaderno de viaje.

(más…)

Alta tensión. Prolegómenos

Señor con bigote tomando un helado debajo de un paraguas, por el Segundo Sol (julio 2013)

Señor con bigote tomando un helado debajo de un paraguas, por el Segundo Sol (julio 2013)

La Refamilia no sería una familia en condiciones si no tuviésemos dos cosas: gritos de vez en cuando y familia política. Tomen asiento porque aquí empieza, sin saber cuando escribí esta línea, un auténtico manifiesto refamiliar.

En cuanto a gritos, lo estándar, que si me toca a mí jugar, que si yo lo vi primero, que si me ha hablado mal, que si os tomáis ya la leche o dormís en la espesura del bosque… Ya se sabe, cosas de hermanos, casi hermanos y padres poco perfectos…

La familia política en nuestro caso, son “las otras familias” (tchan, tchan, tchaaaaaan), porque a las auténticas familias políticas no les hemos dejado ejercer. Nuestra prioridad eran los niños, que se llevasen bien, que estuviesen felices todos juntos… y la familia predecesora es ya mayorcita: no había que cuidarla tanto. Así que suegros y cuñados han tenido que buscarse un hueco como han podido, porque nadie ha estado nervioso al conocer a “los padres de ella” o a “la familia de él”. Y, paradojas de la vida, todo ha ido como la seda, y segundas partes pueden ser mucho mejores que las primeras ;)

(más…)

La Magia de los Reyes Magos

No es que necesite ayuda, es que ¡necesito un milagro de los de película yanqui de Navidad!

El viernes toda la clase del Segundo Sol fue en peregrinación al buzón de correos que hay en frente del colegio a echar la carta a los Reyes Magos. Este año los Soles y las Estrellas pasan Nochebuena y Navidad en sus otras casas y Nochevieja y Reyes en refamilia, así que estos días hablamos por Skype.

Cariño, la profe me ha mandado una foto y te he visto echar la carta en el buzón… ¿qué le has pedido a los Reyes?

Magia, un ghzhdz de Skylanders“, que no sé lo que es… para que no se dude de la veracidad de la conversación, otras tres ó cuatro cosas más dicha tipo lista de los reyes godos “y unos propulsores“.

¿Propulsores?

Sí, para montarme

Busco una salida honrosa a los propulsores inexistentes en el mercado y, en cualquier caso, fuera de mi alcance y de mi intención de no ir a urgencias más de lo estrictamente necesario: “Ahhh… Pues son muchas cosas, ¿no?, a lo mejor no te lo traen todo…

Lo que seguro, seguro me traen es la Magia.

Vaya, no me había dado cuenta de ésa…: “¿La Magia?

Sí, eso lo tienen… les he pedido que me traigan su Magia, la Magia de los Reyes Magos.

Por favor, oxígeno y desfibrilador… “Pero cariño… ¿cómo te lo van a traer?, ¿en qué viene eso, si la magia no se ve?

Lo traen en una caja morada. Mamá, ya lo verás.

No sé cómo vamos a salir de ésta, de verdad… ¿Alguien sabe dónde venden propulsores…?

2.Segundo Sol

Mujeres y piedras

Retrato de Mamá, por el Primer Sol (2011)

Retrato de Mamá, por el Primer Sol (2011)

Madre mía… No puede ser… ¡Otra vez no! Pero si ya lo hiciste en 7º de EGB y pusiste a Dios por testigo que nunca más volverías a hacerlo, aunque tuvieses que robar, ponerte horquillas o cardártelo… Y claro, no hay mejor hora que las 7.10 a.m. para hacerlo, con tranquilidad y sin presiones…

Pero sí, mírate, tu espejo es como el de la madrastra de Blancanieves pero en mudo y no miente: “has vuelto a destrozarte el flequillo y te voy a seguir devolviendo este lookmonacal durante el próximo mes”.

¿Así que para esto sirve esa variedad de tijeritas chorras que tienen las peluqueras, incluso las que parece que ni cortan? ¿Y esas técnicas en las que te cogen el pelo al bies al cortar, con las que piensas que no habrá un línea recta en tu pelo una vez salgas? Date, para esto son, para que tu flequillo no parezca cortado a guillotina…

(más…)