CFB: Biotiful breakfast

crunchy final 2

El reto de este mes de la Creative Food Band ha venido cargado de incertidumbre, investigación y expectación.

Incertidumbre porque nos la propone nuestra primera invitada a la Band: Chloé Sucrée, a la que os animo a que conozcáis un poco más, porque es un dechado de creatividad y energía, y su proyecto así lo refleja. En su blog Being Biotiful -¿no es un nombre precioso?- nos propone recetas muy diferentes a las que estamos acostumbrados, llenas de nuevos ingredientes, colores y sabores.

Investigación porque algunos ingredientes de su propuesta de desayuno que yo he elegido han requerido más de una consulta a la wikipedia y otras tantas aventuras por los lineales del supermercado, pero eso sólo ha enriquecido la experiencia además de la receta, claro ;)

Expectación porque era una incógnita el sabor y las texturas que encontraría una vez preparado todo. Y el resultado ha sido sorprendente, espectacular: con tanta duda no imaginaba que fuese a obtener una combinación tan deliciosa, y toda la complejidad de los ingredientes se ha visto compensada por una preparación muy sencilla.

Bueno, pues allá vamos ¡a por el desayuno Being Biotiful! Yo me he basado en dos recetas de Chloé para prepararlo: Crispy Quinoa Granola y Smoothie de Arándanos y Cardamomo (me confieso: tenía que saber de una vez qué era y cómo sabía el cardamomo, porque la palabra ya me encantaba…)

CRISPY QUINOA GRANOLA

Ingredientes

collage ingredientes granola

  • 1 taza de quinoa sin cocer, lavada. Es un cultivo andino muy rico y equilibrado en proteínas, aminoácidos esenciales, minerales y vitaminas; un lujo para el cuerpo y en España para el bolsillo, pero desde luego merece la pena
  • 1/3 de taza de almendras crudas
  • 1/3 de taza de pistachos; yo contaba con pistachos crudos de la cosecha del reabuelo, así que lujo doble :)
  • 1/3 de taza de semillas de lino (también otro lujo aquí, pero cargado de ácidos grasos omega 3, 6 y 9, con gran cantidad de grasas poliinsaturadas tan beneficiosas para el colesterol)
  • 1/4 de taza de sirope de arce (mmmm…); debería haber puesto un poco más, pero soy medio adicta, y me lo guardo para más deleites…
  • 2 cucharas de aceite de girasol
  • 2 cucharitas de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1/3 de taza de frambuesas
  • 1/3 de taza de arándanos

Preparación

Empeé precalentando el horno a 180º. Mientras, trituré un poco las almendras y los pistachos, y los mezclé a mano en un bol con la quinoa y la linaza.

crunchy preparación

En una sartén, con el fuego suave para que no se quemase ningún ingrediente, calenté el aceite de girasol con el sirope de arce (mmmm…) y la canela, mezclándolo con una espátula; añadí luego el contenido del bol y la pizca de sal y seguí removiendo hasta que estuvieron los ingredientes secos bien empapados de sirope.

Coloqué luego papel de horno sobre una bandeja y extendí la mezcla dejando una capa de 1 cm de espesor. 30 minutos al horno removiendo de vez en cuando y añadiendo las frambuesas y arándanos en los últimos cinco.

collage horno crunchy

Yo lo probé con yogur sin lactosa y un extra de sirope de arce (mmmm…) y es una delicia, con un sabor riquísimo y muy ‘crunchy’. Yo soy amante de los trocitos duros, así que siempre estoy echándole frutos secos o trozos de barquillo al helado y nunca mojo nada en leche, por lo que para mí es perfecto (aunque parezca mentira, este gusto se hereda: el Primer Sol vino un día de la guarde enfadado porque querían que mojase las galletas en leche “y a mí no me gusta mamá” :)

El resto del bote que hay en la foto me lo he comido a cucharadas, a cuarto de bote cada mañana. ¡Voy a por el segundo tarro! Y creo que a éste le añadiré pipas peladas, a ver qué tal…

crunchy final

Y para acompañar el desayuno…

SMOOTHIE DE ARÁNDANOS Y CARDAMOMO

Ingredientes

ingredientes smoothie 2

  • 1 taza de arándanos
  • 3 plátanos congelados
  • 1 taza de leche de almendra
  • 1 semilla de cardamomo (hay que abrirla para que salgan las semillitas del interior)
  • el zumo de 1/2 lima
  • 1 trocito de jengibre

Preparación

Ésta sí que fue sencilla: todo a la thermomix a velocidad 8 hasta que quedó bien licuado.

preparación smoothie

Para mi gusto, el trocito de jengibre que corté fue demasiado grande y le dio un sabor un tanto fuerte; la leche de almendra fue la primera vez que la probé y me sorprendió lo dulce que está. Me animaré con otro smoothie para seguir disfrutándola, ¿tal vez el blueberry milkshake?

smoothie final

Gracias, Chlóe, por este reto que tanto nos ha invitado a explorar, de la pantalla al paladar, y por esas fotos tan preciosas con las que alegras y haces Instagram aún más apetecible :)

Os animo a ser biotiful, porque la belleza del interior no se marchita, y la del exterior se pone aún más bonita :)