¡¡Felices cumpleaños!!

Amigas jugando, por la Estrella Menor (oct 2013)

Amigas jugando, por la Estrella Menor (oct 2013)

Hace una semana fue uno de esos días mágicos, especiales, llenos de ilusión para la Refamilia. ¡La Estrella Menor cumplió 5 años! Sólo hemos podido compartir los últimos dos, pero teniendo en cuenta la edad, podríamos decir que estamos ahí desde el principio.

Éste ha sido el primer cumple de la Estrellita celebrado en Casa, en la de todos, y lo hemos hecho estilo Refamilia, lo que viene siendo un cumpleaños gitano, de tres días mínimo: día de la fiesta, día del cumple coincidente con el del nacimiento y día con la familia “ascendente”.

El día de la fiesta fue el sábado de hace dos semanas, en que coincidíamos los seis. Preparamos la fiesta de cumple en casa, entre todos. Por la mañana, los Soles me ayudaron a preparar magdalenas y palmeritas, y estuve entretenidísima con mi primera tarta red velvet. Por la tarde, en la merienda, descubrí que los sándwiches de nocilla siguen siendo los reyes de cualquier cumple que se precie…

(más…)

Momentos para el recuerdo

Los seis en la cocina. La Estrella Mayor practica con la guitarra Greensleves, mientras el resto baila, a ratos cada uno a su aire, a ratos copiándose unos a otros. El Cielo y yo improvisamos una especie de vals, mirándonos, sonriéndonos. Los pequeños se acercan e intentan bailar a nuestro alrededor. Los voy cogiendo en brazos uno a uno y bailo con ellos. Más risas, besos
3. Estrella Mayor

El duende del ascensor

Personajes: Segundo Sol y yo misma.

Situación: En el coche, camino a casa volviendo de Madrid. Silencio compartido entre el Segundo Sol y yo, escuchando música.

Mamá, ¿sabes que en los ascensores hay un duende que los sube y los baja?

Pero hijo, ¿cómo va a haber un duende, todo el día ahí puesto, subiendo y bajando el ascensor?

No, claro que no, mamá; cuando se cansa se va y le deja la magia para que suba y baje”.

Lo que hace vivir en las afueras…

2.Segundo Sol

Roedores navideños

roedores navideños

El niño curioso, por el Primer Sol (nov 2013)

Ya casi la tenemos aquí. Con paso sigiloso pero seguro, se cuela en los escaparates, envuelta en purpurinas y destellos, con aroma a canela y a almendra. Nos pilla reprimiendo una exclamación ante pasillos y pasillos de juguetes. De nada sirve que algún centro comercial anuncie que ya está aquí antes de su llegada, siempre hay un día en que te sorprende verte rodeado de ella…

Quizá ésta sea la última Navidad de inocencia infantil en la refamilia al completo… La Estrella Mayor cumplirá 9 cuando empiece el año, seguida del Primer Sol (7 y medio), del Segundo Sol (5 y medio) y de la Estrella Menor, con 5 recién estrenados.

La Estrella Mayor, con motivo de la caída del segundo diente del Primer Sol, me encerró a traición para hacerme una pregunta de vital importancia, porque tenía informaciones contradictorias y necesitaba saber: “el Ratón Pérez, ¿existe?”. En lo que duró mi suspiro pensé tres cosas: ¿por qué no le preguntas a tu padre o a tu madre?, ¿no prefieres hablar de sexo? y ¿ahora qué le digo? En mi caso la pregunta se la hice a mi madre en un intento desesperado de que algo de mi imaginario infantil existiese, justo después de confirmar que los Reyes no eran tan mágicos como creía…

(más…)

Facta, non verba

Personajes: Segundo Sol y yo misma.

Situación: enésimo “tóoooomate la leche” 5 minutos antes de salir por la mañana hacia el cole; la tensión ha ido en aumento en los 10 minutos anteriores, yo estoy al borde de la histeria y supernanny olvidada en el hemisferio izquierdo del cerebro junto con mi cordura.

 

Termínate ya la leche, que al final llegamos tarde…

No te enfades, mamá, que yo te quiero mucho” (una de las últimas bazas que juega el Segundo Sol últimamente, y ablanda un poco, las cosas como son).

Pues quiéreme un poco menos y hazme más caso” (lo sé, ya soy 100% madre)

Y el Segundo Sol, rompiendo a llorar con lágrimas de verdad: “Mamá, ¡¡yo no te puedo querer menos!!

 

Y yo sin saber si reír o llorar, abrazándole :) Supongo que tampoco podrá hacerme más caso…

2.Segundo Sol

 

Mujeres y piedras

Retrato de Mamá, por el Primer Sol (2011)

Retrato de Mamá, por el Primer Sol (2011)

Madre mía… No puede ser… ¡Otra vez no! Pero si ya lo hiciste en 7º de EGB y pusiste a Dios por testigo que nunca más volverías a hacerlo, aunque tuvieses que robar, ponerte horquillas o cardártelo… Y claro, no hay mejor hora que las 7.10 a.m. para hacerlo, con tranquilidad y sin presiones…

Pero sí, mírate, tu espejo es como el de la madrastra de Blancanieves pero en mudo y no miente: “has vuelto a destrozarte el flequillo y te voy a seguir devolviendo este lookmonacal durante el próximo mes”.

¿Así que para esto sirve esa variedad de tijeritas chorras que tienen las peluqueras, incluso las que parece que ni cortan? ¿Y esas técnicas en las que te cogen el pelo al bies al cortar, con las que piensas que no habrá un línea recta en tu pelo una vez salgas? Date, para esto son, para que tu flequillo no parezca cortado a guillotina…

(más…)

Al principio todo era caos… Génesis de mi Mundo

Ciudad del Segundo Sol (jul 2013). Gusano Primer Sol (2009)

Ciudad del Segundo Sol (jul 2013). Gusano del Primer Sol (2009)

Hoja en blanco, cabeza bulliciosa, ánimo elevado -“todos los caminos empiezan con un primer paso”- y expectación a raudales. Sobre todo, expectación, porque ni la que suscribe sabe sobre qué va a versar este primer post… ventajas de ser mujer, supongo ;)

No puedo decir que esté en un momento importante de mi vida, porque a la postre todos lo son por una razón u otra, pero sí es un momento en el que confluyen cosas relevantes, a saber:

  • Tengo dos Soles maravillosos que iluminan mi vida: guían mis pasos, mis decisiones, mis ilusiones… Se supone que debería ser al revés, y formalmente lo es, pero ellos son la base de todo. Siempre han sido luz y calor en cualquier oscuridad.
  • Tengo un Cielo sobre el que puedo pintar cualquier escenario, porque él lo sostendrá. Mi par, que no mi igual, al que no encontré en un baile encantado ni es el primero con el que he bailado, pero con el que espero bailar toda la vida. La imagino pasar en imágenes como si estuviese en mitad de un río, y cuando miro a mi lado, siempre le veo junto a mí, como dos piedras juntas en el cauce cambiante.
  • Mi Cielo tiene dos Estrellas que también iluminan mi vida, aunque desde algo más lejos que mis Soles. Es maravilloso descubrir una estrella y conseguir acercarla a ti. A los Soles y las Estrellas les encantan brillar juntos…
  • El Cielo, los Soles, las Estrellas y servidora se han montado un cosmos propio. Sí, sí, de verdad, que uno puede ponerse el mundo por montera y hacerse uno a su medida. El nuestro está en rodaje, y no se nos da mal esto de ser demiurgos de nuestra propia vida, a pesar  de que “no sabíamos dónde nos metíamos”. Quizá por eso, porque no había mucha literatura ni práctica dogmática al respecto y tenemos que inventarnos las reglas cada día, no ha sido tan difícil. Y cuando juntas dos medias familias, para los que no son de letras, obtienes una refamilia.