La Magia de los Reyes Magos

No es que necesite ayuda, es que ¡necesito un milagro de los de película yanqui de Navidad!

El viernes toda la clase del Segundo Sol fue en peregrinación al buzón de correos que hay en frente del colegio a echar la carta a los Reyes Magos. Este año los Soles y las Estrellas pasan Nochebuena y Navidad en sus otras casas y Nochevieja y Reyes en refamilia, así que estos días hablamos por Skype.

Cariño, la profe me ha mandado una foto y te he visto echar la carta en el buzón… ¿qué le has pedido a los Reyes?

Magia, un ghzhdz de Skylanders“, que no sé lo que es… para que no se dude de la veracidad de la conversación, otras tres ó cuatro cosas más dicha tipo lista de los reyes godos “y unos propulsores“.

¿Propulsores?

Sí, para montarme

Busco una salida honrosa a los propulsores inexistentes en el mercado y, en cualquier caso, fuera de mi alcance y de mi intención de no ir a urgencias más de lo estrictamente necesario: “Ahhh… Pues son muchas cosas, ¿no?, a lo mejor no te lo traen todo…

Lo que seguro, seguro me traen es la Magia.

Vaya, no me había dado cuenta de ésa…: “¿La Magia?

Sí, eso lo tienen… les he pedido que me traigan su Magia, la Magia de los Reyes Magos.

Por favor, oxígeno y desfibrilador… “Pero cariño… ¿cómo te lo van a traer?, ¿en qué viene eso, si la magia no se ve?

Lo traen en una caja morada. Mamá, ya lo verás.

No sé cómo vamos a salir de ésta, de verdad… ¿Alguien sabe dónde venden propulsores…?

2.Segundo Sol