Llaves voladoras

Inspiración y caos. Llaves voladoras de Harry Potter

Llevo varias semanas con la misma sensación. Las ideas, los momentos, la inspiración, revolotean agitando sus alas sobre mí, traviesas, esquivas, prometedoras… como las llaves hechizadas de Harry Potter. Todas vuelan de forma caótica por la habitación, pero sólo una abre la siguiente puerta…

Yo no soy maga, y el zumbido de las llaves revoloteando a mi alrededor me genera ansiedad… ¿cuáles son las que tengo que atrapar?, ¿cómo voy a distinguirlas entre tantas llaves, tanto aleteo, tanta prisa? A veces vislumbro un destello, pero se pierde entre otros, y me deja aún más angustiada, sin saber si ésa era la llave de la puerta…

Al otro lado de la puerta encontraré la serenidad, la satisfacción de saber que hago cuanto está en mi mano, que mi esfuerzo da frutos porque se siembra donde corresponde. A este lado de la puerta hay nuevos retos en el trabajo, miles de e-mails que no sé ni cómo archivar, posts que se escriben en mi cabeza para desvanecerse en cuanto me siento en el ordenador. Hay notificaciones en el móvil, llamadas que no encuentro el momento de hacer y listas de tareas pendientes. Son tantas las cosas, que aún no sé dónde darles alojamiento, para que no se mezclen, para poder disfrutar de cada una en su momento y no perder ninguna de las llaves importantes.

Me pongo a escribir y nada me convence, mi crítico interior me susurra que eso no es suficientemente bueno, que no es original, que no recoge la esencia de lo que quiero transmitir. Necesito tiempo, apenas unas horas para ordenar mis ideas, encontrar la manera de expresarlas de forma que sean yo, pero las llaves siguen aleteando sin cesar…

Así que a modo de terapia y revisión de estos 6 meses de blog, me apetece recordar mis posts preferidos… algunos lo son por lo que me gustó escribirlos (¡vivirlos!), y otros por lo que me gustó saber que os llegaba… Otros lo son por el recuerdo que atesoran.

De todas las que he preparado, la mejor y más sabrosa, la Receta para crear una Refamilia.

Mi gran descubrimiento sobre el blog, saber que soy Yo misma

De los regalos que me da la vida, saber que Tengo una amiga y estar cada día más enamorada de la Amistad 2.0. Y el regalo que me hizo el Segundo Sol pidiéndole a los Reyes su magia

Reconocer que soy una Madre de Edición Limitada, con mis singulares Maneras de querer

Y recopilar, para mí misma y para otros, mis Sensaciones en el camino.

Facta, non verba… quizá estos hechos valgan más que todas las palabras que revolotean a mi alrededor…

Encontraré la manera, seguro.