CFB: Tarta de Primavera

Tarta de primavera sin gluten sin lactosa

Ruth la ha bautizado así, pero bien podría llamarse Tarta de Primera porque es una delicia en todos los sentidos: es sencilla, vistosa, saludable, te deja la cocina con un aroma que atrae a todos los niños del vecindario y está tan rica como parece. Además no tiene ni gluten ni lactosa, así que no sólo no hay excusa para no prepararla, sino que tampoco la hay para no comerla.

He preparado esta tarta en dos ocasiones desde que Mrs. Lemon la propuso como nuestro reto inicial en la Creative Food Band: la primera en la celebración del cumpleaños del Primer Sol y la segunda ayer mismo en una barbacoa genial con los amigos de mi cole. En total han sido una treintena de conejillos de indias que están deseando volver a la casa refamiliar (aunque quizá no es sólo por la tarta ;)


En cada ocasión he variado algunos de los ingredientes, en mi fascinación por las nuevas texturas y sabores, con resultados dispares, no voy a mentir, así que primero propongo la receta que combina lo mejor de cada prueba y luego os cuento mis peripecias y os remito al resto de integrantes de la Band.

La tarta se compone de una base de masa quebrada, un relleno de crema pastelera y una cobertura de fruta fresca. Los ingredientes para cada parte son:

Ingredientes masa quebrada sin gluten ni lactosaIngredientes crema pastelera sin lactosa

Yo la he hecho con la thermomix, pero os cuento ambas formas de prepararla.

Para la base de masa quebrada, necesitamos mantequilla sin lactosa. En mi primera tarta, utilicé margarina de aceite de oliva, pero nada como el sabor de la mantequilla, así que para la segunda tarta me decidí a hacer mantequilla a partir de nata sin lactosa. Es tan sencillo como montar la nata y no despegar el dedo de la batidora hasta que haya cogido la textura y el color de la mantequilla.

Mantequilla casera sin lactosa

Está muy rica, con un sabor más suave que el de la mantequilla, y yo creo que tiene menos materia grasa (de 35% de la nata para montar a 82% de la mantequilla comprada). Con 200 ml de nata tenemos justito para la base.

Mezclamos la mantequilla bien fría (más fácil si la partimos en trozos pequeños) con el azúcar y la harina, y nos quedará una textura similar a las migas. Añadimos el huevo y la leche y trabajamos la masa hasta que quede homogénea. Yo no trabajé nada porque metí todo en el vaso de la thermomix y la tuve 15 segundos en velocidad 6.

Hacemos una bola con la masa, le hacemos unos cortes y la dejamos media hora en la nevera envuelta en film.

Masa quebrada sin gluten ni lactosa

Terminado el tiempo de reposo, estiramos la masa con un rodillo y la colocamos sobre el molde. Como es una masa un tanto indomable, la ponemos entre dos papeles de horno y nos olvidamos de andar maldiciendo y quitando restos de masa del rodillo.

Masa quebrada sin gluten ni lactosa

Momento del horneado, en dos fases: una con peso para que no suba (yo utilicé judías pintas porque son “más malas aún que las verdes, Mamá”) y otra en vacío, 15 minutos cada vez con el horno a 180º (precalentado primero)

masa en el horno

He deducido de todo esto que la masa se llama quebrada por lo quebradiza que es (a los bordes me remito) pero nada que una buena crema no pueda camuflar, porque mientras horneamos la base, preparamos la crema. La cocina ya huele a gloria con la base en el horno, pero lo de la crema es como el humillo que siguen los dibujos animados: Soles y Estrellas se acercan curiosos y semiflotando y preguntan que qué preparo hoy…

Ponemos en un cazo a calentar la leche con la piel de medio limón, una ramita de canela y media vaina de vainilla (o esencia líquida o en polvo) removiendo de vez en cuando. Cuando empiece a hervir, la retiramos del fuego y la colamos, para quitar las ramitas y la piel del limón. En un bol, batimos las yemas (con las claras yo preparo merengue… mmmmm…) con el azúcar y la maizena y se lo añadimos a la leche. Ponemos de nuevo a fuego lento y removemos hasta que espese.

Esta vez me ahorré dar vueltas… en el vaso de la thermomix puse la leche con la canela, la vainilla y la piel de limón durante 5 minutos, 90º, velocidad 1, con giro a la izquierda para no hacer batido de ramitas. Saqué las ramitas, le añadí los yemas batidas con el azúcar y la maizena y otros 7 minutos, 90º, velocidad 4 (giro normal).

Cubrimos la base con la crema y dejamos enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en la nevera, envuelta en film para que no se seque. Y un poquito antes de servir, la decoramos con fruta fresca. Yo vi en la frutería frambuesas y arándanos y no me pude resistir…

Tarta primavera de frutas sin gluten ni lactosa

Y así de fácil, bonita y deliciosa es la Tarta de Primavera…

Y ahora las tomas falsas, porque esto de la prueba, a veces lleva al error… Mi primera tarta la hice con harina apta para celíacos, pero en vez de coger la mezcla para repostería, cogí la panificable, así que la masa quedó muy esponjosa, aunque ciertamente nada quebradiza :)

collage masa i

Mi amiga Elena de Lenny Sweet me dijo que la mayoría de recetas sin gluten se podía hacer mezclando a partes iguales harina de arroz y de maíz y la segunda masa salió mejor (¡¡gracias!!)

En mi segunda tarta, en vez de leche sin lactosa, que tan buen resultado dio con la primera, usé leche de soja, y no conseguí que la crema espesase lo suficiente, así que se me salió por los quiebros de la masa y al servirla se desbordó por todas partes…

toma falsa crema

La primera tarta la cubrí con fresas y estaba también riquísima; no la he sacado mucho a la pobre porque la hice con un molde de bizcocho y me gustaban más las fotos de la segunda, pero sostuvo la vela del 8 de mi Primer Sol y se merece salir en todo su esplendor:

tarta primavera i

Ha sido toda una experiencia esta primera aproximación al mundo “sin”, tanto en la leche como en la harina. He tenido que ir a varios sitios para conseguir algunos ingredientes y pagar un coste bastante superior al de sus homólogos “con”. Por otra parte, hemos encontrado un mundo nuevo de texturas y sabores, que poco a poco iremos comentando por aquí :)

¿Otra porción de tarta? Tenemos otras nueve para degustar en Una tarta, Diez versiones, que además desvela quién lanza el próximo reto CFB, por si os resulta refamiliar… :)