cosas mías

Cuando no soy madre ni remadre, me dedico a ser mujer

El moodboard que no quería salir

Buenos noches a todos,

Soy el moodboard de este blog. Me presento yo solo porque mi creadora se sonroja si me muestra…

collage general

Resulta que esta semana el Make and Share (lo de hacer vaya, pero tener que compartirlo…) del curso de Hello! Blogging soy precisamente yo, un panel de inspiración, una composición de objetos, telas, fotos, papeles o cualquier cosa que inspire el blog de la Refamilia.

Pero parece que la cofundadora y coCEO encauza mejor su creatividad de manera verbal que formal y no ha conseguido hacer moodboards tan inspiradores como los de sus compañeros… quizá debería haber recortado un trozo de cada moodboard ajeno y haber hecho un collage propio, vaya usted a saber… El caso es que para confeccionarme a mí tuvo que planchar sábanas en las escaleras, recorrer mil rincones de la casa buscando mis partes (la oía murmurar y lamentarse de no tener biutiful-zings en casa; si el Cielo no lo evita, ésta se deja la paga de febrero en comprar fruslerías), rompió el cristal de un carboncillo que pintó en el 93 (¡20 años!) y estuvo a punto de caerse colocando y esquivando cosas en las escaleras al menos tres veces… Por no hablar del helado que se medio derritió y la vela que casi llama a los bomberos ella solita (sería peor que la escena de Friends “no, estaba yo aquí haciendo un moodboard y se me quemó una sábana…”)

(más…)

Yo misma…

Desde que la idea del blog nació y fue teniendo visos de realidad, fue la Refamilia su leitmotiv. Nuestro momento vital es tan especial y complejo a la vez, que necesito de alguna manera capturarlo, meditarlo y saborearlo; poder llevar algo así como un diario de nuestra vida para su futura consulta, para el Cielo y para mí, para los Soles y Estrellas… Tenía además la secreta aspiración de poder servir de inspiración a otras personas, familias de cualquier índole que encontrasen en nuestra experiencia una pista, un consuelo, una complicidad.

Soy de las que cree que no tiene sentido aventurarse a lo desconocido sin un maestro, alguien que ya haya recorrido parte del camino que tú vas a empezar, que te ayude a avanzar más rápidamente, a sortear los obstáculos con los que otros ya tropezaron. Luego, cuando tú mismo ya hayas dado muchos pasos, habrás aprendido lecciones nuevas que tu maestro no te enseñó porque no hay dos caminos iguales.

Con este espíritu comencé mi curso en Hello! Creatividad. Cuando aún coqueteaba con la idea del blog, vi que Bea, la autora de Con botas de agua, había iniciado un original proyecto con las creadoras de otros blogs, Mar y María, de Sonambulistas, y Begoña, de Tea on the Moon. Ni media duda, éste era mi curso, así que mi autoregalo de Reyes 2013 ya estaba adjudicado mes y medio antes: quería tener un blog tan extraordinario como los suyos, aprender a organizarme, a crear preciosos iconos, a hacer composiciones fotográficas, resolver mil dudas… Y así, tras semanas de espera y con el blog bosquejado, inauguré este lunes un cuaderno en blanco home-made con un burdo intento de scraptbook (no podía ser de otra manera…)

cuaderno de inspiración

(más…)

Otros regalos de Reyes

Respecto a los regalos más convencionales, los Reyes llegaron el día 5 por la noche con los envoltorios más fashion que una trendy mother ;) puede hacer en una mañana de varias horas, previo cotilleo de la red de redes, claro… Empaquetado creativo lo llaman.

Los primeros que hice (9 a.m. hora zulú) fueron los envoltorios con botones. Estuve buscando botones con algo más que dos agujeros y encontré una mercería estupenda (Almacenes Paz, en Pontejos) en la que podía escoger los que quisiera de una caja de restos, y así quedó la cosa:

regalos botonesregalos botones 2 (más…)

Carta de los Reyes Magos

En general disfrutamos de una Refamilia feliz, pero a veces se viven momentos muy complicados… Incluso en esos en los que hay que reprimir las ganas de llorar y en los que un abrazo es una tabla de salvación, hay sitio para una sonrisa :) Uno de los momentos especiales y terapeúticos de estos días ha sido preparar una caja morada de Magia para el Segundo Sol.

Podría pensarse que el crío pidió la Magia de los Reyes Magos y se olvidó del tema, pero hemos tenido Magia todos los días… “Jo, chicos, qué cansada estoy con tanto preparativo“. “No te preocupues, Mamá, que cuando los Reyes me traigan la Magia te voy a hacer un robot que cocine, ponga el lavavajillas… y nosotros no pondremos más la mesa ni recogeremos nuestro plato“. No sé que opinará el sindicato de robots imaginarios de estas condiciones laborales…

Me chiflan los Minions, y comenté que quería tener uno, pero uno de verdad, como en la peli, no un muñeco. El Primer Sol “Pero Mamá, son sólo dibujos, no puedes tener uno de verdad“, y Segundo Sol al rescate del Reino de Fantasía: “Mamá, yo te hago uno con mi Magia“. Pues me encantaría, la verdad…

(más…)

Hay personas que

Mujeres llevando agua, por el Primer Sol (2010)

Mujeres llevando agua, por el Primer Sol (2010)

Hay personas que, por su mero existir, hacen del mundo un lugar mejor. No están en los medios, no reciben honores ni las buscan personajes ilustres para recibir su consejo, pero te cambian la vida con una palabra, un gesto o la forma de andar por ella.

Yo que soy rica en amores, grandes y pequeños, tengo la suerte de convivir con personas así todos los días. Vaya por delante que mi suerte no es haberlas encontrado entre la multitud, que mi suerte es tener la capacidad de verlas, donde quizá otros miran y ven normalidad…

Me falta blog e internet incluso para dar una pincelada de todas y cada una (están en mi casa, en mi trabajo, caminando por la calle, tienen un registro en mi agenda o leo lo que escriben en su blog), pero aquí van unas pocas, sin orden ni concierto.

(más…)

Mujeres y piedras

Retrato de Mamá, por el Primer Sol (2011)

Retrato de Mamá, por el Primer Sol (2011)

Madre mía… No puede ser… ¡Otra vez no! Pero si ya lo hiciste en 7º de EGB y pusiste a Dios por testigo que nunca más volverías a hacerlo, aunque tuvieses que robar, ponerte horquillas o cardártelo… Y claro, no hay mejor hora que las 7.10 a.m. para hacerlo, con tranquilidad y sin presiones…

Pero sí, mírate, tu espejo es como el de la madrastra de Blancanieves pero en mudo y no miente: “has vuelto a destrozarte el flequillo y te voy a seguir devolviendo este lookmonacal durante el próximo mes”.

¿Así que para esto sirve esa variedad de tijeritas chorras que tienen las peluqueras, incluso las que parece que ni cortan? ¿Y esas técnicas en las que te cogen el pelo al bies al cortar, con las que piensas que no habrá un línea recta en tu pelo una vez salgas? Date, para esto son, para que tu flequillo no parezca cortado a guillotina…

(más…)