cosas mías

Cuando no soy madre ni remadre, me dedico a ser mujer

Hemos montado una banda

Las cosas a veces se imaginan peor de lo que son porque nos empeñamos en ver únicamente la parte negativa; creemos que es muy difícil ser diferente y vivir en un mundo normalizado.

Siempre he tenido mucha miopía. «Mucha» van desde las 10 dioptrías con las que me graduaron a los 2 años, hasta las 24 que llegué a tener con el paso de ellos. Llevé lentillas desde los 5 años y a los 25 me operaron de cataratas. Mis gafas habrían podido protagonizar cualquier sketch, y de hecho lloré al ver algunas cuando tenía una nueva subida de dioptrías. Pero con 14 años, al salir de la consulta en que pasé de las 16 a las 20, le dije a mi madre que no importaba, que tenía miopía pero también inteligencia y otro montón de capacidades. Y desde entonces, tan conforme con mis ojitos, que no iba a tenerlo yo todo ;p

El caso es que nunca lo he vivido como una «desgracia». De alguna forma ha condicionado mi vida (como tantas otras cosas) pero también me ha hecho ser como soy, y aunque preferiría tener una vista perfecta (y los ojos verdes de mi abuela) me gustan las cosas que ha aportado a mi vida la miopía…

(más…)

Momentos extraños

Mujer, pájaro y estrella, por el Primer Sol

Mujer, pájaro y estrella, por el Primer Sol (2010)

Tenía momentos para el recuerdo, momentos prestados y es el turno de los momentos de difícil catalogación…

Sólo he vivido dos momentos con la madre de las niñas, con la Supernova.

El primero fue un poco antes de formar la Refamilia, cuando ya teníamos fecha de mudanza. El Cielo tenía que ir a llevarle unas cosas de las Estrellas y había varias formas de hacerlo, y ella eligió la que implicaba que yo también fuese. Y allá que fui yo, con mi short fucsia, mi blusa negra y la sonrisa pintada, a pasar por el momento que tenía que llegar antes o después, porque si un día los Soles comparten parte de su vida con alguien, también quiero poder mirarla a los ojos…

De ese día recuerdo que se me presentó con su nombre y me resultó curioso, como si después de tantos meses de conocer mi existencia fuese necesaria la formalidad. Recuerdo que las niñas estuvieron cariñosas pero comedidas, y me alivió, porque me habría sabido fatal que fuesen muy efusivas. Recuerdo que no volvió a dirigirse a mí hasta que nos despedimos, hablando todo el tiempo con el Cielo los temas que tenían pendientes. Recuerdo que el encuentro podría haber durado un minuto, pero que ella lo alargó a diez y no dejó de observarme por el rabillo del ojo. Recuerdo que, a pesar de mi sonrisa, estaba hecha un flan, pero prefería interpretar mi papel al suyo…

(más…)

Sensaciones en el camino

No son piedras en el camino sino piedras que hacen camino

Mi mirada y la de la Refamilia contemplan nuestro presente, y sólo pretendía entrar en nuestro pasado en la medida en la que me parecía que enfocaba nuestro futuro, pero me apetece divagar un rato, por un camino que un día tracé y especialmente por tramos que ya no suelo transitar…

Varios de mis amigos están viviendo situaciones muy difíciles con su pareja, y se encuentran, como yo un día, desamparados entre las bambalinas de un escenario ayer seguro y hoy tambalente… quiero dejar aquí algunas reflexiones para que no se las lleve el viento, ni de mi memoria ni de sus consideraciones. Quiero compartir este camino de sensaciones que empezó hace casi 4 años, porque a uno no suelen prepararle para el matrimonio (aunque así lo creamos) y menos para un divorcio: suele llevarse en una intimidad oscura y los que te quieren tampoco saben qué decir o hacer…

(más…)

Madre de edición limitada

I am not a perfect mother, but I am a limited edition

Una mañana, esperando el autobús, compartía banco frío e incómodo con una chica y su hijo, de unos tres años. El niño se hizo daño, no recuerdo cómo, y rompió a llorar. La madre, toda dulzura, le sentó en su regazo murmurándole y le dio un besito “¿Lo ves?, no es nada, ya no duele” y el niño se calmó y sonrió con un lagrimón aún cayéndole por la mejilla. Yo tendría 20 años, pero pensé “Yo quiero ser una madre así.” Sólo recuerdo que la chica iba en vaqueros y llevaba una coleta negra, pero es una de esas ‘personas que’ y le he sonreído mentalmente cada vez que uno de mis Soles se ha hecho pupa

(más…)

Amistad 2.0

Todo lo bueno empieza con un poquito de miedo...

¿Cómo se puede tener tanta intimidad con algunas personas, sentir en el corazón el roce de sus palabras, de sus imágenes, y no conocer apenas su nombre?

A menudo me recuerdas a alguien, 
tu sonrisa la imagino sin miedo…

(más…)

Charlas trascendentales con niños de 5 y 7 años

Conduciendo juntos

Conduciendo juntos, por el Segundo Sol (feb 2014)

Sé lo necesario que es hablar con los niños, de cosas vanas y de cosas importantes, con sinceridad y a su nivel, pero a veces me parece que no sólo es necesario para ellos, sino para mí también. Hace unos días, conduciendo, uno de mis momentos favoritos para charlar de todo y nada (y para soltar rollos, todo sea dicho) les suelto:

Chicos, voy a seguir trabajando en la Máquina de Caramelos, pero me apetecía hacer cosas nuevas y en vez de continuar en el sitio en que estoy ahora, voy a otro departamento.

¿Y te quieres ir, mamá?

Sí, pedí yo cambiarme, pero ahora estoy un poco confusa: tengo ganas de hacer cosas nuevas y a la vez me siento triste por dejar a mis compañeros.

(más…)

¡Ya tenemos ganador!

Los niños llegan corriendo del cole ¡Qué nervios! Es nuestro primer sorteo, pero os dejo un tutorial del sorteo DIY para que veáis cómo lo hemos hecho :)

Primero los Soles han escrito los nombres de los participantes en papelitos, con ceras de colores :)

sorteo papelitos nombre

Y luego los hemos doblado para que la elección del ganador fuese todo un misterio…

sorteo papelitos doblados

Y el momento de la verdad… Hay que elegir un ganador, sacarlo de nuestra chistera. Y ya conocéis a nuestro mago titular, el Segundo Sol, que se ha tomado muy en serio su papel y ha hecho unos pases mágicos previos…

sorteo collage chistera

¡Y sí! ¡¡Es Mariu!!

Nos toca idear lotería de gotas para una tarde lluviosa. Me encanta…

sorteo ganador lotería de mimitos

Os quiero dar las gracias a todos y cada uno por haber participado en nuestro primer sorteo; me han enamorado vuestros mensajes y la ilusión con la que esperabais este momento. Un beso enorme para The Blue Monster, Rebeca, Natt, Tardes de Verano, Rosa, Raquel Climent, Marieta_14, Patricia, Cosmética para viajar, Raquel, Sonia, Inma, SalasPilar y, como no, ¡a Mariu! En unos días preparo todo y os enseño el resultado…

¡¡Y feliz San Valentín a todos!!

Alta tensión. Un mar de dudas

alta tensión mar de dudas

Llevo un mes dándole vueltas a este post. Primero estaba todo reciente y era sólo un caos de sentimientos en la gama del azul. Luego la maraña se fue deshaciendo y pude colocar los tonos de azul en su pantone correspondiente, pero se me seguían resistiendo las palabras y sólo puede avanzar los prolegómenos de la tensión: en la Refamilia nos enfrentamos a situaciones que no se dan en una familia sin ‘re’.

Entre aquel post y éste comencé el curso de Hello! Blogging, la tercera parte de Descasados para siempre salió de la carpeta de borradores, celebré un Best Blog y tuve otros enredos que utilizar como excusa mental para no ponerme a escribir sobre esto. Así que supongo que cansado de esperar su turno, hace unos días, finalmente, el post vino a mí.

(más…)

¡Primer sorteo de la Refamilia!

sorteo diy refamilia#hellocreatividad

Se acerca San Valentín, me tenéis enamoradita con esas cosas tan tiernas y emotivas que me decís, y no sé qué regalaros…

No va a estar a la altura de vuestros comentarios, whatsapps o los «me ha encantado tu último post» gritados desde un paso de cebra, pero ahí va… Como la lotería de mimitos ha gustado tanto a pequeños y mayores, éste es el regalo que os propongo: una lotería de mimitos personalizada (¡¡qué emoción!!) Me encantaría poder devolver en forma de dedicación todo lo que me llega de vuestro ánimo y cariño.

(más…)

Tengo una amiga…

portada natalia y yo post#hellocreatividad

Tengo una amiga que se llama igual que mi primera hija. He tenido a mis niños y las Estrellas venían con el nombre puesto, pero igualmente ése sigue siendo su nombre.

Nos llevamos dos años y hemos pasado 26 viviendo juntas, ella en el 4º y yo en 5º piso. Cuando yo era pequeña siempre pensaba «el año que viene avanzo un curso y el siguiente ya vamos juntas a clase». Nos peleábamos por ir al lado de los botones en el ascensor y cuando no quería ponerme ropa nueva, mi madre me decía que era suya y yo me quedaba tan contenta. Ella decía que tenía un don porque sabía mover las orejas y yo la creía, aunque era incapaz de mover las mías. En la habitación de su hermano me hice pis un día de tanto reír, y nuestras Barbies protagonizaron mil historias de amor de película. Escribiendo esto me viene a la cabeza un papel pintado de flores y pájaros que tenía en su habitación…

(más…)